Audiolibros en castellano       CONTACTO

10 Beneficios de los audiolibros

09.10.2022

10 BENEFICIOS DE LOS AUDIOLIBROS QUE TODO AMANTE DE LA LECTURA DEBERÍA CONOCER

Los beneficios de la lectura son indudables y están demostrados. Sin embargo, cuando se trata de audiolibros, los amantes de los libros suelen tener opiniones encontradas sobre sus beneficios, sobre todo cuando se compara con la lectura convencional.

Existe todo un debate en redes sociales sobre si es lo mismo que leer o si, por el contrario, son una alternativa descafeinada y perezosa. Ahora bien, independientemente de esta controversia, los audiolibros han ido ganando adeptos entre los lectores y aumentando su popularidad con el tiempo. Es por eso que conviene mencionar algunos de los beneficios que aporta escuchar audiolibros, recordando que no hay que reducir la cuestión a poner ambos modos de acercarse a la literatura en una balanza para ver quién gana.

1. Mejora la pronunciación y la fluidez

Escuchar audiolibros mejora la precisión y fluidez de la lectura y del habla. Mientras el libro es narrado, se puede percibir la forma de pronunciar las palabras, algo que nunca podría hacerse con una lectura convencional. Y no solo la pronunciación de cada palabra sino que el conjunto, con la velocidad de la lectura, las pausas, los acentos y las entonaciones, son muy valiosos para tener buena fluidez y dominio de cualquier idioma.

2. Potencia la salud mental

Según un estudio financiado por Audible, los audiolibros pueden tener un efecto positivo en la salud mental de las personas de todas las edades. El informe concluyó que siete de cada diez adultos que escuchan audiolibros estaban menos estresados y ansiosos y más de dos tercios dijeron que escuchar audiolibros les animaban cuando se sentían mal. Más de la mitad afirmaron que los audiolibros les hacían sentirse más conectados con el mundo y tres de cada diez estaban convencidos de que los audiolibros les habían ayudado a sentirme mejor durante la pandemia.

3. Ayuda a mejorar la gestión del tiempo

Uno de los beneficios más evidentes de los audiolibros es que pueden ahorrar tiempo al permitir realizar múltiples tareas a la vez, siempre y cuando sean tareas mecánicas que no quieran mucha atención. A muchas personas les encanta escuchar audiolibros en el gimnasio, mientras caminan o en sus trayectos diarios, ya sea conduciendo o en transporte público. Incluso pueden escucharse audiolibros haciendo otras actividades como cocinar, limpiar o bañarse.

4. Desarrolla habilidades de escucha crítica

La escucha crítica implica análisis, pensamiento crítico y juicio. Escuchar audiolibros es una excelente manera de desarrollar habilidades auditivas críticas. Analizar diferentes complicaciones en las tramas de las historias y tratar de hacer juicios basados en ese análisis ayuda a mejorar estas habilidades. Es cierto que estas habilidades son propias de la lectura, pero hacerlo a través de audiolibros hace hincapié en la escucha.

5. Mejora el enfoque y la capacidad de atención

Mientras se escucha un audiolibro, se debe prestar atención a lo que el narrador está contando. Y esa atención se tendrá que mantener a lo largo de toda la lectura. Lo cierto es que es muy fácil perderse cuando se está escuchando audiolibros porque, a diferencia de la lectura convencional, a no ser que lo pares, la lectura no va a pararse por sí sola, y además siempre resultará más engorroso volver atrás para escuchar de nuevo aquello en lo que no estábamos prestando atención. Por eso es importante estar concentrado y no distraerse.

6. Mejora la memoria

Hay muchas cosas que se deben recordar cuando se lee un audiolibro. Los nombres de los personajes, sus características, el nombre de los lugares, las diferentes tramas y subtramas, las conversaciones importantes, etc. Todos estos datos, imprescindibles para ir siguiendo la lectura, no son tan fácilmente recuperables como cuando es uno mismo el que está leyendo. La capacidad de retener esta información, además, mejora a medida que se van escuchando más audiolibros. El cerebro va aprendiendo a recordar información y esto, en definitiva, tiene un impacto positivo en otros aspectos de la vida.

7. Desarrolla el pensamiento crítico y mejora las habilidades de comprensión

Mientras se escucha un audiolibro, se procesa mucha información en el cerebro de forma simultánea. Si se está escuchando un libro de misterio o de suspense, el cerebro trata de especular constantemente sobre los sucesos. Además, es necesario relacionar unos sucesos con otros para que la historia finalmente tenga sentido. Todo esto agudiza la mente y mejora las habilidades de pensamiento crítico y analítico.

8. Obtienes una experiencia distinta de la historia

El narrador de los audiolibros puede tener un enorme impacto en la manera en la que percibimos la historia. Nos ayuda a crear imágenes mentales de las situaciones y de los personajes y también nos permite comprender mejor las emociones que van apareciendo a lo largo de la trama. Un buen narrador es capaz de darle vida a una historia, con sus inflexiones de voz y con una cadencia variada. Pueden acentuar momentos de humor o de misterio. Y todo esto hace que la historia se convierta en una experiencia mucho más viva para los lectores.

9. Los audiolibros son beneficiosos para las personas con discapacidad visual

Y no solo para las personas con discapacidad visual sino también para aquellos que tienen otro tipo de trastornos de lectura como la dislexia. En los últimos años, los audiolibros han contribuido enormemente al desarrollo de la alfabetización de este tipo de personas. Un ejemplo es la organización de voluntarios sin ánimo de lucro Leargning Ally, en Estados Unidos, que produce y mantiene una biblioteca de audiolibros educativos accesibles para personas que no pueden realizar una lectura convencional por los motivos que sean.

10. Ayudan a desarrollar la empatía

Otro beneficio importante de los audiolibros es que te ayudan a ser más empático, es decir, te permiten comprender y compartir mejor los sentimientos de los demás. Los narradores de los audiolibros te ayudan a conectarte con los personajes y las tramas. De esta manera, te acabas convirtiendo en parte del libro y sientes lo que se supone que tienen que sentir los personajes. Una buena narración te hace comprender el dolor o la felicidad de los personajes.

____________________________________________________________________________________________